viernes, febrero 03, 2006

15.- Ring Ring

Esta noche, antes de meterme en la cama, tuve otra vision asi que decidi esperar un par de horas antes de echarme a dormir porque si no se que tendre pesadillas.

Estaba subido en un ring de boxeo, sentado en un taburete en una de las esquinas. Desnudo. A mi alrededor, sillas y mas sillas en las que estaba sentada gente a la que conozco. Todos eran del trabajo. Ackerman, los otros supervisores con los que he trabajado antes, Teniente, los de Estocolmo… Eche de menos a mis chavales o a Mazinger en la vision. Solo gente del trabajo.

Solo gente del trabajo que estan por encima mio en el organigrama, si es que hay un organigrama, que a veces es dificil estar seguro hasta de eso.

En esto curro hay quienes trabajan por libre, como el Mazinger. Jendris, El Rasta, Picolo y yo formamos un Grupo Operativo. No es un nombre oficial ni nada por el estilo, otros lo llaman Celula, (que me suena un poco al partido comunista) Equipo, (que me suena demasiado a Anibal Smith), Escuadra (que me suena muy militar) o simplemente Grupo. Lo llames como lo llames se trata de lo mismo, cuatro curritos que se pueden dividir en dos parejas (eso a Faustino, por razones obvias, le mola mucho) y que operan a las ordenes de un supervisor. Uno de los cuatro esta al mando. Como tendrias que saber a estas alturas, ese soy yo.

Cuantos parentesis hay en el ultimo parrafo. Parece que me hubiese comprado hoy las teclas y las estuviera probando. Son las dos y media de la mañana, estoy cubierto de sudor de arriba a abajo y tengo la cabeza como si me acabara de fumar un Farias tragando el humo. Otra cosa que estoy, es acojonado.

Como decia, una unidad de cuatro personas, con una de ellas al mando. Este curro es tan secretista que no tengo forma de saber si todo el mundo esta organizado asi o no. A lo mejor hace seis meses que todo cristo esta se paso a los trios pero como Ackerman es tan cabezon, el sigue erre que erre con lo de los cuatros. Sea como sea, en un curro normal yo seria un encargado. Middle management. O un cabo. Se supone que seria mas bien algo a medio camino entre un Sargento y un Teniente… pero que va; hay que ser realista y yo lo que soy es un cabo. Quiero decir: un puto cabo.

Normalmente trabajamos por nuestra cuenta. A menudo nos tenemos que unir a otro Grupo Operativo o a agentes independientes o a un monton de G.O.s. para operaciones de mas envergadura. Sea como sea, conozco a mas compañeros de curro que estan a mi nivel o por debajo que a gente que este por encima.

Pero en mi vision, todo el mundo que me miraba estaban por encima mio en el curro. Eso quiere decir claramente, que lo que he visto se refiere a mi relacion con la gente de arriba. Lo que me asusta es la forma en que me miraban. Me estaban examinando como si fuera un concurso de belleza. Una sensacion que de por si ya es muy desagradable , pero la hace peor aun la certeza de que voy a tener un problema. Uno gordo. Hay algo que me voy a encontrar por el camino que me va a meter en un cristo.

Ahora mismo no se me ocurre que puede ser pero una cosa esta clara: aqui va a haber que andarse con ojo.


Por cierto que justo antes de la cena, Mazinger envio a Magdalena a su habitacion (al final estan los dos en el Marriot. No preguntes) y nos dijo por fin para que ha venido a Viena.

jueves, febrero 02, 2006

14.- Una Puta y Tres Idiotas

El otro dia, cuando hable sobre la vida en la clandestinidad, comentaba que en nuestro trabajo hay dos organizaciones: una en la superficie y otra bajo tierra. El amigo Mazinger vive a caballo entre esos dos mundos. En una empresa normal y corriente se diria que se dedica a temas de logistica, en la practica lo que hace es mover cosas de un sitio para otro.

Como dicen las peliculas de la Disney, todos venimos a este mundo con un talento que nos hace especiales. El suyo son las aduanas. ¿Necesitas 200 AK47s en Belgica? ¿Mil deuvedes porno en el Vaticano? ¿Explosivo plastico en Zurich? ¿Una bailarina de strip tease para una despedida de soltero de un Taliban? Llamale a el, que si no lo puede hacer, el hijoputa seguro que conoce a alguien que le debe un favor y que puede hacerlo. El tio se mueve en esa zona gris, a medio camino entre lo que llaman comercio y lo que llaman trafico. Con la misma soltura con la que se mueven por una pista de baile los que han nacido para ello, los que fijo que pillan, una noche si y otra tambien.

Ese es su talento.

El Maradona de los pasos de frontera.

Y el Pele de la tocada de huevos. Esa es la otra gracia con la que vino al mundo.

El Mazinger por otra parte, tambien es de esa gente que hay en todos los pueblos, en todas las escuelas o en todos los curros. Gente que tienen casi mas de mito que de persona. “El Mazinger se ha fugado de un campo de concentracion en Corea del Norte”. O, “el Mazinger ha pasado un tanque por el aeropuerto de Dallas”. O “el Mazinger se ha follado a una oveja”. Ya no hay forma de separar la realidad de la ficcion, y desde luego preguntarle a el no te va a aclarar las cosas. En esta vida nuestra en la que casi todo lo que sabes es porque te lo han contado, cuando te haces una reputacion es lo que pasa.

Esta tarde Mazinger esta de buen humor. Estamos en el bar del Merriot. Magdalena, que por cierto tiene un ingles perfecto, esta charlando con Benito el Rasta. No se de que porque no les estoy prestando atencion. Los demas estamos hablando de chorradas entre nosotros. Faustino no le quita los ojos de encima a la checa. Para ser sincero, no puedo decir que Jendris y yo la estemos ignorando, pero el Picolo es claramente el que peor lo lleva.

-“Joder que si esta buena tu piba Mazinger. Joder que si esta buena”.

-“A ver cuantas veces te lo tengo que repetir chaval: que no es mi piba, que me esta facturando por los servicios, que es una pros-ti-tu-ta.”

-“Como te pasas tio, a ver si va a hablar castellano y nos esta entendiendo” interviene Jendris.


-“Ya te digo yo que no.”

Llevan asi desde que hemos llegado, perdiendo el tiempo y portandose como si estuviesemos en el instituto. Para que luego diga Mazinger que esto no es un viaje de estudios. Pues si el no nos quiere decir por que ha venido a Viena y que necesita de nosotros, yo no se lo voy a preguntar.

-“Pues hablara el idioma que quieras, pero esta como para dar puñetazos encima de la mesa”

Mazinger esta en su salsa.

-“ ¿Y folla? No te lo puedes ni creer lo que es esa tia en la cama. Lo nunca visto. Y te lo dice el Mazinger, que ha visto mucho. Como se mueve, como te mira, como te toca. Que cosa le hecha. ¿Y gemir? ¡Si te la estas tirando y grita la tia que casi como que te crees que se esta corriendo!”

-“¿Y por que no se va a correr?”


-“Que por que no se va a correr. ¿Pero tu estas tonto? ¡Por que es una profesional chaval!. ¡La tia esta a lo que tiene que estar, que es a que me lo pase bien yo que pa eso pago!. Nos ha jodido, ¡sietemil euros mas gastos que me va a salir la semana!. Ademas, las lumis son como son, que yo sere un putero pero no un ignorante.”

-“Bueno, pues la tia estara a lo que este pero si pillase yo a una pava asi no te quiero ni contar lo que le hacia”

-“Hombre, eso tiene facil solucion: hablas con ella y cuando termine conmigo te la quedas tu lo que quieras, que no tiene por que ser una semana. Si quieres un polvo, pues un polvo. Yo porque soy mas bien escrupuloso, si no te la pasaba ahora mismo. “


-“No, si a mi lo de las putas nunca me ha llamado mucho la atencion, pero la verdad es que es como para pensarselo”

Llevo un rato largo sin abrir la boca pero tengo que intervenir porque me estan volviendo loco.

-“Pero vosotros ¿como podeis ser tan animales? ¿No os dais cuenta de que estais hablando de una persona? ¡Que esa tia es un ser humano joder, no un puto juguete! ¡A ver si tenemos un minimo de respeto hostias!”

Me levanto y me voy a la barra a sacar otra ronda. El camarero me dice por señas que ya viene el a la mesa para que le pidamos alli, pero prefiero dejar de oirles aunque solo sea por un rato.

Joder que buena esta la hija puta la checa.


13.- Rendevus

Un redevus siempre tiene su complicacion. Es fundamental mantener un sistema estanco, que ninguna de las dos partes sepa nada sobre la otra aparte del hecho de que se van a encontrar el el punto X en el momento Y. Nosotros no sabiamos de donde venia Mazinger, el no sabia quien le iba a recoger. De esa forma, en caso de tener un problema en aduanas nuestra seguridad no queda comprometida. Lo mismo se aplica en el caso de la otra parte, a nosotros nos han dado un numero de vuelo y una hora de llegada, pero de por si eso no significa mucho porque ambos son falsos y lo sabemos.

Yo estoy de planton en llegadas internacionales de la Terminal Dos. Jendris esta cubriendo la parte de las cintas del equipaje, el Picolo anda dando vueltas por el hall, que es enorme, y Benito se encarga del area entre la salida y el parking. No se puede andar uno con tonterias en un aeropuerto y menos en estos tiempos. Cuando por fin le veo salir llevo ya esperando unos cuarenta minutos.

- “Coño Rambo, cuanto tiempo.”

Tengo a Mazinger delante mio y parece que acabara se salir de la cama despues de dormir con la ropa puesta.

-“Hallo Herr Mazinger, Wie geht ist ihnen?” le digo sonriendo.

-“Hombre, ¡pero si hablas aleman! Que lo has aprendido, ¿viendo a los Lunnis?

Le estoy ofreciendo mi mano para un apreton y no hace ni un amago de alzar la suya. Me dice que tenemos que esperar antes de recoger el equipaje y eso me sorprende.

-“A mi nadie me ha avisado de un cambio de planes”

-“Porque no lo hay. Me he traido a una amiga pero eso no tiene nada que ver con el curro”


Estoy convencido de que no lo dice en serio pero me hace cambiar de opinion una rubia que se nos acerca y le agarra del brazo mientras me mira por encima de una gafas de sol con las ces de Channel grabadas en la patilla. Tiene unas tetas enormes que parecen fuera de lugar pegadas a su pecho, lleva una minifalda tan corta que el encaje de la parte de arriba de sus medias se tiene que ver claramente cuando se sienta, porque aun estando de pies se le ve justo una linea. Es alta, huele a un perfume un pelin pesado y camina sobre unos tacones altos como un par de zancos.

Esta buenisima.

Esta buenisima y eso ya de por si me pondria nervioso. En estas circunstancias, el triple.

-“Esta es Madalena y se va a quedar conmigo unos dias. Es checa. ¿Esta buena eh?”

Me sonrie como si estuviese un pelin puesto, que probablemente lo este. Siento furia y asombro a partes iguales. Esto es irregular de cojones, incluso para los estandares del Mazinger.

-“Mazinger, a mi nadie me ha hablado de esto. Yo las instrucciones que tengo son venirte a buscar y darte apoyo operacional, de chatis nada de nada.”

-“Bueno, pues ya me has venido a buscar y el apoyo operacional que necesito es que no me toques los cojones a cuenta de Madalena. Todos contentos. ¿Nos vamos?”


Magdalena no parece entender nuestra discusion en castellano. Acaba de sacar un telefono movil de color rosa se su bolso y esta mirando si tiene mensajes.

-“Mazinger, si esta señorita no tiene algo que ver con la operacion la tienes que dejar aqui. Compramos un billete a donde sea y la ponemos en el avion”

- “¡Pero que cojones va a tener esta nada que ver con la operacion! ¡Si es una puta!”

- “Como si es una monja. Si no es por un tema operacional no la podemos sacar de aqui”


Mazinger mira al techo y respira hondo.

-“Mira salao: aqui la amiga Madalena va a intervenir en la operacion. Vamos, va a intervenir de cojones. ¿Sabes como?”

-“Como”

-“Pues comiendome a mi la polla, que follar es de pobres. Ahora cojemos las maletas y nos vamos pa donde quieras”.

-“No nos vamos a ningun lado. Con ella no. Mazinger, que te lo digo en serio”


-“Pero ¿tu que problema tienes? Que quieres, ¿que te la pase para que te la chupe a ti tambien? Si te hace falta que te quite lo gordo yo te la dejo, me lo dices y punto. ¿Nos vamos?”

-“Eso no es de lo que se trata. Mazinger, que no estamos de viaje de estudios. Se queda aqui y no hay mas que hablar.”


Da un paso al frente y planta su cara a dos dedos de la mia

- “Mira chaval: a mi no me tiene que decir nadie que esto no es un viaje de estudios y menos tu. Si tienes un problema con esta, te coges el zapatofono ese que llevas y se lo dices al pitocortao que tienes de jefe, pero a mi me dejas de tocar los huevos y nos vamos ahora mismo a recoger las bolsas.”

-“Nos vamos a recoger las bolsas y de alli a un mostrador a comprarle un billete”


Mazin sonrie y me da una palmada en la espalda.

-“Venga joder, que estamos en guerra y la estamos perdiendo”

Y se va, con Magdalena del brazo, en direccion a las cintas de los equipajes. Mientras camino compruebo que llevo la American Express porque el billete de la pava va a costar un riñon. Me da lo mismo: si alguien me pide que explique ese gasto que hable con el.

__________________________________


Les dejo en la cinta esperando al equipaje y me acerco a Jendris, que nos esta mirado con cara rara.

-“¿Quien es esa pava?”

-“Una amiga del Mazinger, pero en cuanto pille las maletas la metemos en un avion”

-“No sabia yo que iba a venir acompañado”

-“Ni tu nadie. El tio se ha traido una lumi pero que por la puta cara”

-“Ah. Pues esta bien buena”


Mazinger se nos acerca, dejando a Magdalena esperando a su maleta.

-“Coñoooo… mira quien esta aqui: ya estais juntitos los dos, Epi y Blas.”

-“Pasa Mazinger. Menuda pava que te has traido”

-“Esta buena ¿eh?”


Me estan poniendo de los nervios entre los dos subnormales e intervengo, señalando con el dedo al mostrador de KLM que es el unico a la vista desde donde estamos.

-“Mazinger, si hace falta usamos mi tarjeta, pero te vas ahi, compras un bilete y la metes en el avion”

-“Joder Julito, vuelta la burra al prao. Madalena se viene conmigo. Me sale la semana entera con ella sietemil euros y no la voy a mandar a ninguna parte”.

-“Con nosotros no va a venir, de eso te puedes ir olvidando”


-“Mira chavalin. A mi me parece de puta madre que oigais a la COPE por internet y os parezca muy mal eso de que folle la peña, pero yo respondo ante gente que esta muy por encima de ti y te estoy diciendo que esta se queda. ¿Nos vamos?”

-“Tu responderas ante quien tengas que reponder, pero aqui el que esta al mando ahora mismo soy yo, asi que vas a tener que hacer lo que yo decida.”


Nos miramos a los ojos el uno al otro sus buenos quince segundos. El Mazin es un tio conectado de cojones asi que no es la mejor opcion a la hora de buscarte un enemigo, pero aqui esta cruzando la raya bien cruzada. Y aunque no fuese un personaje importante tampoco es alquien con quien te quieras buscar problemas. En sus ojos hay esa mirada de loco con la que hay que tener cuidado en una bronca de bar o en un pelea en la calle, los ojos de alguien a quien le importa tres cojones mandarte al hospital. A mi no me asustan, pero eso es algo que hay que tener en cuenta.

Sin desclavarme esos ojos de los que te estoy hablando murmura despacio y en voz muy baja.

-“Vamonos todos al coche que estamos llamando la atencion.”

-“Nos vamos cuando quieras pero ella se queda aqui”.

-“Se viene conmigo”


Veo que no me voy a salir con la mia, pero el tampoco va a hacer lo que le de la gana. A Mazinger le hemos reservado la primera noche en Viena en un hotel, pero no sabe en cual. Nos vamos con la Magdalena de los cojones, paramos en el primer sitio decente que veamos por el camino y nos lo llevamos a el al Marriot. Si luego quiere irse con la checa un par de horas al dia eso no tiene por que ser problema mio.

-“Vale. Tu ganas. No la dejamos aqui. La vamos a pillar una habitacion en algun hotel y tu te vienes con nosotros. Jendris, vete bajando delante.”

Mazinger me pone la mano en el hombro y acerca su frente a la mia.

-“Mira chavalin: tu y yo tenemos un tema pendiente, o sea que no te creas que porque te ha salido pelo en los guevos te puedes vacilar del Mazinger.”

Que hijo de puta. Que Hijo de la Grandisima Puta.

Nos vamos todos detras del Jendris.


miércoles, febrero 01, 2006

Mudanza

Saludos! Por razones personales (mudanza!) no me va a ser posible actulizar Negro Mate hasta la semana que viene. Una vez que este un poco mas asentado podre volver al antiguo regimen de actualizaciones (casi) diarias.

Nos vemos!

Jotaefe

domingo, enero 29, 2006




-“¿Los tres?”

Ackerman no parece enfadado, simplemente sorprendido.

-“¿Te parece mal?”

-“Hombre, mal lo que se dice mal no. Me parece… me parece un poco Rock and Roll, eso es todo”

-“Las reglas de enfrenamiento no decian que no les pudieramos tocar a los escoltas”

-“Hombre, tampoco decian que te los cepillases”.

-“La foto era una puta mierda”.


-“Y el mal carpintero le echa la culpa al serrucho”.

No tengo ganas de discutir.

-“¿Entonces, tienes algo para nosotros?”.

-“Si. El miercoles teneis visita”.

-“¿Quien?”

-“El Mazinger. Te envio los detalles del vuelo por e-mail, el te dira que el lo que necesita pero cuidadle bien que ya sabeis el peso que tiene”.

Hostia.


El Mazinger.

12.- Liderazgo es la Suma de Varias Virtudes

Sabado (quiero decir domingo) tres y media de la madrugada. Garaje del Sheraton. Tino ha decidido cerrar el contrato esta noche en vez de esperar a mañana. La logica detras de su decision es que, si hay algun problema, tendremos otra oportunidad antes de que el lunes se larguen los chinos. El problema es que la del sabado es la noche mas animada de la semana y hay mas trafico de gente volviendo a sus habitaciones de lo normal. Tampoco es un drama: si todo va de acuerdo con el plan, Tino entrara a la habitacion a cobrar el cheque mientras Jendris cubre las habitaciones de los escoltas y el Rasta las escaleras y el ascensor por si viene alguien.

Estoy sentado al volante de un Passat, aparcado justo en frente del ascensor. Veo la luz parpadear en la quinta planta, donde estan mis chavales. Cuatro, tres, dos, uno, B, G1, G2. ¡Ping!

Ahora se va a abrir la puerta y saldran Tino y Benito. Jendris vendra en el siguiente viaje.

La puerta se abre y un Benito en solitario trota hacia mi.

-“Que dice el Picolo que subas”.

-“¿Que suba?”.


Benito, me tienes que estar vacilando.

-“Que dice que subas, que no te estoy vacilando”.

-“Que suba para que, ¿que cojones habeis hecho esta vez?”.

-“Julito, no lo se porque no he entrado a la habitacion. Vino Tino a donde estaba y me dijo que bajase a llamarte”.


Tengo la 19 con un silenciador y municion subsonica y, por si acaso una Filomatic, metidas las dos en una bolsa de deporte. Me la cuelgo al hombro y subo con Benito a la habitacion.

Cuando abro la puerta me encuentro a tres chinos, amordazados y con las manos atadas a la espalda, sentados encima de la cama. Dos de ellos estan en calzoncillos, el tercero lleva puesto un pijama de felpa que se le pega a las carnes como el traje de Superman.

Jendris esta sentado en una butaca mientras les apunta con su Filomatic. El Picolo tiene las mejillas de un rojo intenso y la frente cubierta de gotas de sudor.

Tengo que hablar en susurros pero eso no disminuye la furia que siento en este momento: todo lo contrario.

-“Faustino, ¡que cojones estais haciendo!”.

-“Julito, no sabes como lo siento tio. Entramos en la habitacion y estaban los tres dentro. Despiertos”.

No me lo puedo creer. Eso formaba parte del plan y la idea era que, si alguno de los escoltas estaba en la habitacion y por lo que fuese no oponian resistencia, le cobrariamos el cheque al blanco y los dejariamos atados. Ackerman nos dio el okey, que al fin y al cabo se trata de mandar un mensaje a los chinos.

-“¿Y?”.

-“Y… cuando entramos… eh…”.


Me da un papel que tiene en la mano, con una foto en blanco y negro del blanco.

Miro a la foto.

Miro a los chinos.

Miro a la foto.

Miro a los chinos.

Entiendo al momento cual es el problema.

Manda cojones.

-“Me cago en su puta madre. No me lo puedo creer”.

-“Ya, si ya se lo que me dices que por eso te llame. El caso es que no hablan mas que chino”.

El tio de la foto podria ser cualquiera de los tres.

Parte del plan es usar un arma que esta caliente de otro contrato en Hong Kong. La idea que es que si hacen un analisis balistico se les vayan las pocas dudas que puedan tener sobre quien ha hecho esto.

-“Tino, dame el hierro”.

El Pico se queda como dudando.

-“¡Que me des el hierro hostias!”.

Me acerco a la cama. Los tres estan como lo estaria cualquiera en su situacion. Uno de ellos tiene una mancha oscura de orina sobre los gallumbos, otro esta llorando, el tercero tiene los ojos tan abiertos que se le van a caer de la cara. Pongo la boca del hierro delante de la nariz de cada uno de ellos para ver como reaccionan. En una situacion asi, quien esta acostumbrado a que lo encañonen mira a la cara de quien sostiene el arma, mientras que quien no lo esta mira al arma en si. Por lo que yo se, el blanco no es un currela como nosotros.

Los tres me miran a la cara. Los tres tienen la misma expresion de terror.


No tenemos toda la noche. Hay que tomar una decision y hay que tomarla ya.

Esto no son condiciones de trabajar. La regla de oro es no dejar mas de tres segundos entre que tomas la decision de disparar y el momento en el que lo haces. Asi, a sangre fria como el que dice, la cabeza no deja de darle vueltas a mil cosas.

En momentos asi es cuando se cometen errores, cuando te pones a pensar.

-“Tino, no se para que cojones me has llamado. En una situacion asi sabes perfectamente que es lo que tienes que hacer.”

El Picolo mira al suelo. Se da cuenta de hasta que punto me ha decepcionado esta noche.

Un tiro. Dos tiros. Tres tiros. Con un arma silenciada y municion subsonica, el unico sonido es el de la bala quebrando el hueso y los cuerpos cayendo sobre el colchon.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?